Ajuntament d'Espadilla

Lugares de interés

CUEVA DEL CORRAL BLANCO

Como acceder:
Al entrar en el municipio de Espadilla por su parte Sur, hemos de desviarnos por un camino ascendente situado a nuestra izquierda. A los pocos metros se encuentra hormigonado entre unos chalets de reciente construcción, pero se ha de abandonar rápidamente para adentrarnos por otra pista también situada a nuestra izquierda. Esta pista es la que nos conducirá hasta las cercanías de la cavidad.
Desde Espadilla y durante 1km, seguimos una conducción eléctrica que podemos tomar como referencia, pues esta señalada en los mapas catastrales.
Tras 4 Km. De penosa ascensión automovilística, llegamos a un corral bastante restaurado donde la pista se pierde entre bancales de almendros. Este es el mejor sitio donde podemos estacionar los vehículos. A unos 100m a pie encontraremos el “Corral Blanco”. Situándonos en frente de este, hemos de seguir una escondida senda, situada en el límite superior de unos bancales. La boca inferior de la cavidad está situada a unos 30m por encima de la senda, oculta entre las escarpadas y desnudas rocas. El único punto de referencia es la recta con la confluencia de los pequeños barrancos situados al pie de la senda.
La boca superior se encuentra en la llanura que forma la cima de esta ladera. Por los alrededores de esta boca se pude disfrutar de un maravilloso paisaje.
La cavidad:
La cavidad presenta su acceso mediante dos pequeñas bocas, una de ellas con acceso vertical por estar situada en el extremo superior de la diaclasa (muestra un desnivel de -20 m). La segunda y de acceso más sencillo, de 1x1 metro, se encuentra a nivel de suelo.
Franqueando un pequeño bloque situado en la segunda boca, nos encontramos en el principio de una fractura que durante 7 m mantiene una anchura de media de 1 m, seguidamente gana en altura (18 m) y en anchura (una media de 3m).
La fractura va descendiendo suavemente, sin apreciarse gran cantidad de materiales clásticos, hasta encontrar una enorme lasca empotrada en lo ancho de la galería; a los pocos metros, en un espacio cada vez mayor (8 m de anchura), volvemos a encontrarnos con un enorme bloque que marca el principio de un considerable desprendimiento clástico. A partir de este punto y bebido a los bloques, la galería asciende suavemente hasta situarnos en el sector más amplio de la cavidad, con 12 m de ancho y 4 m de altura. Continuando con el desprendimiento, la galería va perdiendo altura hasta convertirse en impracticable.
La sala, por llamarla de algún modo, muestra en su lado izquierdo, libre de bloques, un suave desnivel fuertemente concrecionado por formaciones pavimentadas; casi al final de esta rampa (galería) se abre en el lado izquierdo una nueva galería con 45 m de recorrido pero con dimensiones algo más reducidas (mantiene una altura de entre los 5 m y una anchura media de 4 m).
Este último sector se encuentra abundantemente concrecionado, alternando también con innumerable material clástico que tiende a desaparecer hacia el final de la cavidad.
Los últimos metros de la cueva se recorren a través de un laminador que desemboca en un resalte impracticable perteneciente a una pequeña fractura desarrollada en dirección perpendicular con las anteriores galerías.

La cueva muestra dos sectores claramente diferenciados: el primero de ellos corresponde al tramo desde la boca hasta el final de la sala, constituido por una galería asentada sobre una diaclasa completa con dirección N-S, de dimensione muy considerables.
El segundo sector, más reducido que el anterior, parte desde la sala hasta el final de la cavidad, desarrollándose sobre una diaclasa de NW-SW.

 

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
Portal desarrollado con Drupal